"La Desnudez del Desnudo"
"Lujuria-Rechazo. En general y al margen de otras consideraciones, son las dos emociones que nos produce la visión de un cuerpo desnudo. La reflexión sobre este hecho nos puede abrir la puerta a una visión más equilibrada y más sana. Tal vez Fidias asentiria con una sonrisa".

Alons Artero

 

 


 

 

"Alons Artero expresa a través de su obra el compromiso con lo real que está presente en cada detalle cotidiano y la capacidad de trabajar con lo inmediato para alcanzar lo esencial, aquello que no está sometido a las leyes de la razón, el tiempo ni el espacio. La constancia para aprender y desarrollar una técnica exquisita y refinada es entendida como una herramienta que permite la libertad de movimientos hacia lo esencial. La capacidad de disfrutar creando, entregado a la inspiración meditativa, es un camino de acercamiento a lo esencial."

Reyes Alejandre Escudero

 

 


 

 

alons_artero

Alons Artero Diéguez

 

 


 

Alons Artero, en la profunda piel

 

Cuando nos detenemos en la perfección formal de sus dibujos, o en la matérica carnalidad de sus desnudos, recordamos aquella frase de Paul Válery tan contradictoria y sabia: “La piel es lo más profundo que hay en el hombre”. Desde esa piel nos habla Alons Artero, desde esa forma existencial y sensual que él rodea de vida y de verdad ajena a los cánones que rigen la belleza del culto al propio cuerpo o a las modas efímeras.

 

Aquí está el ser humano, el hombre y la mujer, solos y vulnerables. Cen- trados en su mundo de interiores y expuestos a la luz de la pintura, de alguna forma ajenos al que mira, emanan una fuerza que emerge desde dentro, más allá de la piel de los prejuicios o las imposiciones y que antes que restar, suman y siguen.

 

En la huidiza mirada de estos seres se expresa la materia y el deseo, el pensamiento íntimo y la insatisfacción. Ese desasosiego de las vetas profundas, bajo la tensa calma de un reposo aparente, centra un mundo y expone un universo: el que el artista quiere o busca mostrar.

 

El movimiento juega en los volúmenes y en las líneas precisas y sutiles, en los colores y en las expresiones que avanzan más allá de los matices. No hay aquí códigos matéricos de abstracciones que no profundicen en la verdad desnuda, mostrada tal cual es como las cicatrices de la vida, como el estigma contradictorio de nuestra condición en un proceso de estremecimiento que es gozo y es dolor al mismo tiempo. Sombra y luz de la piel aún más adentro, en cada pliegue de interrogaciones e interiorizaciones.

 

Artero viene de una formación exigente que se inició en la Escuela Superior de Bellas Artes de Sant Jordi, Barcelona, siguió en la Rietvel de Amsterdam, en la Academie Royale de Bruselas y en la Facultad de Bellas Artes de la Taiwán University en Taipéi.

 

Exposiciones y reconocimientos jalonan una trayectoria rigurosa de dedi- cación absoluta a su quehacer artístico. Su estilo podríamos encuadrarlo en el “nuevo realismo”, esa corriente figurativa de fuerza y magnetismo del que Lucien Freud ha sido uno de sus máximos exponentes.

 

No obstante Alons Artero no se detiene en una sola clasificación, avanza por diferentes cauces y distintas tramas jugando con acuerdos y contras- tes, riqueza de color, y sinuosos trazados que son la carne viva de su obra.

 

Esa profunda piel de la mirada que abarca, por sí misma, un universo.

Efi Cubero

revistart